Karush surge en el año 2000 por la necesidad de un ingreso económico para la familia López Gordillo. Utilizar el ingenio para ofrecer un producto y buscar una zona de tráfico peatonal, era la opción para crear y vender algo propio. Es así como Fernando López Gordillo empieza a elaborar un producto que hoy en día se denomina “germinado”; mismos que vendía en las calles del centro de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

 

 

Después de un año, Fernando se incorporó al grupo artesanal “Coyatoc” en el que creó, junto a sus hermanos Guadalupe y Uriel, más de 50 diseños de lámparas elaboradas con bambú, coco, jícara y pumpo.

 

A 3 años de iniciar como vendedor ambulante,  el Instituto Casa de las Artesanías de Chiapas lo reconoce como miembro productor artesanal y es invitado a exposiciones locales por su calidad y alto nivel artesanal. A su vez, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, le otorgó un espacio en el mirador “Los Chiapa” del Parque Nacional Cañón del Sumidero, para ofrecer sus productos a todos los visitantes. A la fecha es el lugar en donde se ofrece de manera directa cada creación de KARUSH.